Platos que se deshacen en el paladar…

Muy, muy pronto…

A barra y mantel.