Este plato lleva con nosotros ya varios meses y la verdad es que se está convirtiendo en uno de nuestros platos más “mimados”. Está elaborado con la continuación de la ventresca, una parte del atún rojo con la infiltración de grasa justa para que no quede ni seco ni demasiado mantecoso al freírlo. Envolvemos el atún en alga Nori y lo bañamos en Sweet Chilli para conseguir profundidad. Un toque que redondea al atún.

Como siempre os esperamos..

A barra y mantél