959 271 958 - 650 972 076 info@lasmeigas.es

Podemos destacar muchas cosas de la cocina asiática, entre ellas la mezcla de sabores dulces, salados o ácidos. Los ingredientes vegetales y cárnicos se unen formando una amalgama excepcional.
La mezcla de texturas y el uso de ingredientes vegetales y cárnicos de manera muy variada.

Aunque la cocina asiática es muy rica y extensa, en esta ocasión hemos querido centrarnos en la cultura del bocadillo oriental. Queremos destacar las que quizás sean dos de sus insignias más reconocibles en este aspecto: hablamos del Gua Bao y de Banh Mi.

A la luz del ojo occidental, el Gua Bao y el Banh Mi parecen similares, lo que lleva a confusión en numerosas ocasiones. En la superficie dos bocadillos de carne y verduras de origen asiático, pero con grandes diferencias que definen a ambos con suficientes argumentos como para disfrutar de dos experiencias al paladar totalmente distintas.

Gua Bao

Si la comida pudiese portar pasaporte, en el caso del Gua Bao tendríamos una cubierta mostrando orgullosa el escudo de la República China, concretamente veríamos que su origen está en la comida callejera de la isla de Taiwán.

Este alimento se prepara con un panecillo doblado en forma de boca o bolsillo que se cocina al vapor en cestas típicas de bambú o metal, colocadas sobre una olla de agua hirviendo. Una vez listo, se rellena de frutos secos como cacahuetes, pepinillo, cilantro, azúcar morena y carne al gusto que debe ser cocinada a baja temperatura.

Bánh Mì

En el caso del Bánh Mí tendríamos que abandonar la isla taiwanesa desplazándonos a más de mil kilómetros de distancia para entrar de lleno en la república de Vietnam. Allí podremos disfrutar de un bocadillo típico que está elaborado con una baguette de pan blanco hecho de harina de arroz, y que se rellena al gusto con encurtidos, cebollas, zanahorias, daikon (variante regional del nabo), chicharros, carne o tofu.

Nuestra re interpretación de un Banh Mi

Curiosamente el Bánh Mì tiene su origen en la ocupación francesa de Vietnam, y es que en sus inicios se le llamaba “Sándwich Francés” y tenía como ingredientes principales patés, verduras y carnes envueltas por baguettes de trigo en vez de harina de arroz. La apropiación por parte de los vietnamitas del plato hizo que imprimaran su propio sello, permitiendo así la incorporación de ingredientes autóctonos. El resultado: el Bahn Mii que conocemos hoy por hoy.

La principal diferencia entre el Gua Bao y el Banh Mi radica primero en su origen, segundo en la consistencia del “pan” y tercero en los ingredientes, ya que a diferencia del a diferencia del Gua bao el Banh Mi no lleva  frutos secos ni azúcar moreno.

Además el Banh-Mi ofrece la posibilidad de sustituir la carne por una alternativa de Tofu, lo que probablemente lo convierta en un interesante plato “Vegan friendly”.

Sea como sea, tenemos ante nosotros dos platos que a pesar de tener una base común como es el concepto del “bocadillo” difieren bastante el uno del otro, tanto por distancia, orígenes, e ingredientes. Lo que sí es cierto que que ambos nos permiten disfrutar de dos experiencias culinarias únicas si nos atrevemos a hincarles el diente.